¿Cómo funciona la tecnología inverter?

 

Un sistema capaz de hacerte ahorrar hasta un 40% con respecto a otros equipos. Esa es la principal virtud de la tecnología inverter. ¿No has oído hablar de ella? ¿Te suena de algo pero no tienes ni idea de qué va? ¿No sabes cómo es capaz de conseguir ese ahorro? No te preocupes, en las próximas líneas vamos a explicarte cómo funciona un sistema inverter y qué beneficios te puede reportar.

 

¿Qué es la tecnología inverter?

En primer lugar, para saber qué es esta tecnología, lo primero que debes tener claro es que el núcleo de un sistema de climatización –que además es el que que origina la mayor parte de su consumo energético– es el compresor. ¿Por qué te contamos esto? Porque hay compresores inverter y otros que no lo son.

Pues bien, aquellos equipos de aire acondicionado y sistemas de calefacción que incorporan un compresor inverter son capaces de adaptarse a la temperatura de la estancia en la que están situados. Esto lo hacen posible gracias a un regulador de frecuencia que se encarga de que la velocidad del compresor se mantenga constante, de forma que la potencia que el equipo requiere para refrigerar se va adaptando a lo que necesitamos en cada momento.

Tecnología inverter  

Cómo funciona el sistema inverter

Como hemos apuntado, el sistema inverter está diseñado para regular el mecanismo del aire acondicionado al tiempo que hace lo propio con la velocidad del compresor. Así pues, en lugar de ponerse en marcha y parar de golpe, el compresor gira de forma continua, manteniendo una frecuencia de ciclo y temperatura constante. De esta manera alcanzamos más rápidamente la zona de confort y evitamos gastos energéticos y económicos innecesarios. 

Eso sí, para conseguir un resultado eficiente no podemos volver loco al termostato. Por ejemplo, si de repente tenemos mucho calor, no es recomendable bajarlo al máximo, para luego subirlo cuando la estancia se caliente. Lo ideal pasa por tenerlo siempre a una temperatura constante y mantenerlo conectado, de cara a que el split inverter reduzca el trabajo del compresor para llegar a la temperatura deseada o para aumentarla automáticamente si esta varía. Y es que los cambios bruscos solo transformarán las ventajas de la tecnología inverter en las desventajas de los sistemas tradicionales.  

  

Ventajas de la tecnología inverter

Una vez que hemos comprobado cómo funciona el sistema inverter, expliquemos las principales ventajas que aporta: 

  • Mayor confort: mantendremos una temperatura constante que no tenemos con un sistema convencional. Esto proporciona un mayor bienestar, pues no notaremos cambios bruscos. 
  • Ahorro energético: como consecuencia de esa estabilidad, obtenemos importantes ahorros económicos, que se pueden cifrar, como apuntamos al inicio del artículo, en un 40%. Esto es posible porque cuanto mayores sean los parones y los reinicios, más elevado es el consumo de energía. Eso es lo que sucede con los sistemas tradicionales, de ahí la razón de que la tecnología inverter sea cada vez más demandada. 
  • Menos ruido: al evitar las arrancadas y parones, el compresor y el ventilador funcionan a baja velocidad y son más silenciosos. 
  • Mayor vida útil del aparato: siempre que llevemos a cabo un mantenimiento adecuado, se alargará la vida del equipo, ya que, al mantenerse más constante, no realiza los mismos esfuerzos que el sistema tradicional.

En definitiva, con una tecnología inverter darás un paso más hacia un sistema de aire acondicionado más eficiente y con menor consumo.

Contacta con nosotros