Los sistemas de videovigilancia inteligente son asequibles a cualquier bolsillo

Hace ya mucho que hablar de videovigilancia era hacerlo de grandes compañías o incluso de métodos de espionaje. Afortunadamente, esos tiempos pasaron a mejor vida. Ahora los sistemas de videovigilancia inteligentes están al alcance de cualquiera de nosotros, proporcionándonos ese plus de seguridad tan valorado en nuestro día a día.

Ya sea en tu vivienda habitual, en tu negocio o en una segunda vivienda, cualquier método para evitar sustos es bienvenido. Y no solo hablamos de posibles robos que puedas padecer. A fin de cuentas, las cámaras de videovigilancia inteligente te sirven para detectar todo lo que sucede alrededor de tu propiedad: desde actos vandálicos, hasta problemas causados por inclemencias meteorológicas.

 

Ventajas de las cámaras de videovigilancia

Para evitar todos estos riesgos, es probable que en algún momento te hayas planteado la instalación de cámaras de seguridad. “Todo el mundo las tiene, ¿por qué yo no?”, puedes haber pensado en algún momento de intranquilidad. La respuesta a esa pregunta es sencilla: “porque no te lo has propuesto”, ya que los sistemas de videovigilancia inteligente no solo tienen un coste muy asumible para cualquiera, sino que además te aportan otros muchos beneficios.

Eso sí, queremos hacer hincapié en el adjetivo “inteligente”, ya que las alarmas y cámaras de seguridad que disponen de esa “inteligencia” proporcionan una serie de ventajas que, obviamente, no ofrecen los modelos más tradicionales. Y para muestra un ejemplo: incluso los vídeoporteros inteligentes son capaces de detectar cualquier movimiento cerca de tu hogar o tu oficina y avisarte mediante una app instalada en tu smartphone.

 Cámaras de videovigilancia

Pero apuntemos los beneficios de estos sistemas de videovigilancia inteligente:

  • Aportan seguridad 24 horas al día.

  • Permiten detectar movimientos cercanos.

  • Proporcionan la seguridad que necesitas en periodos largos de ausencia.

  • También te pueden avisar a través de tu smartphone cuando haya alguien cerca de las cámaras de videovigilancia.

  • El aviso a los cuerpos de seguridad ante cualquier amenaza puede ser más rápido.

  • Es posible la gestión remota de la comunicación con los equipos.

Eso sí, en caso de que no lo tengas claro, siempre puedes contactar con un profesional de ilisto, que te aclarará cualquier duda que te surja de cara a la futura instalación. 

No todas las cámaras son iguales

Para ayudarte un poco más en el mundo de la videovigilancia, debes saber que existen diferentes cámaras de seguridad dependiendo fundamentalmente de su función:

  • Cámara interior: son las más sencillas y no necesitan visión nocturna porque tienen iluminación las horas que están activas.

  • Cámaras antivandálicas: perfectas para lugares muy transitados o vulnerables (almacenes, parking, discotecas, tiendas…). Tienen un sistema que las protege de golpes.

  • Cámaras con infrarrojos: perfectas para lugares con poca iluminación.

  • Cámaras IP: se conectan a Internet y muestran la imagen del lugar en tu móvil, con una gestión en remoto.

  • Cámaras con movimiento y zoom: perfectas para grandes superficies. Vigilan siguiendo los movimientos.

  • Cámaras “todo-en -uno”: las cámaras más modernas tienen una conexión a Internet en la propia cámara y están conectadas con un dispositivo para gestión remota. Además, almacenan las imágenes en una tarjeta interna de una manera sencilla y con fácil instalación.

Sistemas de videovigilancia inteligente económicos

Como hemos dejado claro al comienzo del artículo, los sistemas de videovigilancia han dejado de ser un terreno intransitable para quienes no disponen de altos presupuestos. Tanto es así que resultan asequibles para cualquier bolsillo y una buena muestra de ello son los productos de la marca Nest. A fin de cuentas, su relación calidad-precio destaca frente a otras opciones del mercado. No hay más que echar un vistazo a sus propuestas para percatarse de ello:

  • Nest Cam IQ exteriores: resistente a agentes atmosféricos y a manipulaciones. Detecta a personas en una distancia de hasta 15 metros y envía una alerta con una foto que la identifica. Cuando detecta a alguien, amplía la imagen y sigue sus movimientos. Precio aproximado: 379 euros.

  • Nest Cam IQ interiores: diferencia entre personas y objetos e incluso puede detectar caras conocidas. Cancela ruido y eco para oír al intruso y lo ahuyenta desde lejos con su altavoz. Precio aproximado: 349 euros.

  • Nest Cam Outdoor: a través de una aplicación recibes un aviso de que hay un movimiento extraño cerca de tu casa, activas la app para ver el vídeo y puedes incluso comunicarte y ahuyentar a la persona. Resistente a agentes atmosféricos, se conecta a la toma de corriente eléctrica. Precio aproximado: 229 euros.

  • Nest Cam Indoor: te ayuda a cuidar de tu hogar incluso cuando estás fuera, ya que se conecta de forma ininterrumpida por streaming. Detecta cualquier ruido extraño y te avisa a través de la aplicación. Precio aproximado: 199 euros.

Contacta con nosotros