Cosas que te pasan el día que no funciona la calefacción

  • 22/01/2018

Es una situación que muchos hemos vivido: llegas a casa cansado después del trabajo o de las clases. Enciendes la calefacción y al rato te preguntas si no sientes demasiado frío para tenerla funcionando. Tocas el radiador y ¡horror! Está frío como un témpano. Hoy recopilamos las historias más divertidas, curiosas o extrañas que nos han contado nuestros clientes cuando ha dejado de funcionar la calefacción:

Mara nos contaba lo siguiente “Tengo un perro pequeño, un día dejó de funcionar la caldera en mi casa y cuando volví de la universidad, me lo encontré metido en mi cama, tapado con el nórdico hasta las orejas.”

“Se nos rompió la calefacción en febrero, en plena hora de frío y en exámenes.” Gloria e Irene comparten piso en Las Rozas: “Como el dueño contrató un servicio técnico deficiente, tardaron casi una semana en venir a arreglarlo. Nos lavábamos como podíamos calentando agua en la vitrocerámica y para lavarnos la cabeza, íbamos a la peluquería: nadie iba con el pelo tan bonito a los exámenes como nosotras.”

Jose nos escribe desde Madrid y nos cuenta lo que vivió: “Estuve una semana sin calefacción en casa hasta que vinieron a arreglar el fallo de la caldera. Mi jefe estaba sorprendido por la cantidad de horas que estaba en la oficina esa semana: nunca le confesé que la razón era que tenía mucho frío en casa.”

Jaime nos cuenta una anécdota bastante diferente: “La caldera se estropeó, pero al contrario de lo que muchos puedan pensar, no pasé frío, sino muchísimo calor. El fallo era que no conseguía bajar la temperatura y apagarla no me parecía una opción razonable, así que estuvimos unos días a unos 30 grados en casa. Mis hijos no se podían creer que les dejáramos ir sin calcetines y en camiseta.”

Miguel Ángel pasó un fin de semana completo sin calefacción: “Envuelto en mantas y tratando de olvidar el frío que tenía, puse la TV para entretenerme ¿Adivináis qué programa fue el primero que salió? Sí, era un documental sobre la Antártida. Cambié de canal y la película que estaban retransmitiendo tenía como argumento una avalancha de nieve ocurrida en una montaña. El mundo se confabulaba en mi contra para no poder olvidar el frío.”

¿Y tú? ¿Has vivido situaciones parecidas? Recuerda que en ilisto te proporcionamos un servicio de mantenimiento y reparación de averías que hará que no pases por estas tesituras nunca más.