Cómo calcular la calefacción por metros cuadrados

Comodidad y ahorro. Esos dos términos son claves para cada uno de nosotros cuando pensamos en la calefacción de nuestros hogares. Y para lograr ambos, hay varios pasos que podemos dar: desde elegir el sistema de calefacción más adecuado hasta seguir los consejos para ahorrar en calefacción.

Pero existe otro aspecto que hemos de tener en cuenta, pues de él depende que estemos a gusto en casa y a la vez no gastemos demasiado en la factura del gas. Nos referimos a cómo calcular la calefacción por metros cuadrados. O lo que es lo mismo, cómo debo regular la temperatura del hogar dependiendo de su superficie.

 

Calcular la calefacción por metros cuadrados

Hay varias fórmulas con las que calcular la calefacción necesaria para calentar cada estancia del hogar. La más usada contiene diversas variables que no debemos pasar por alto: la superficie de cada sala, la orientación del hogar, su nivel de aislamiento y la zona climática en la que está situada la vivienda. Veamos:

1. Superficie en metros cuadrados: apunta los metros cuadrados que tiene la habitación en la que instalarás el sistema de calefacción (ancho por largo por alto).

2. Orientación del hogar: en este caso la disposición de la vivienda es un factor a tener en cuenta aunque no cabe duda de que un hogar orientado al sur siempre será más caliente. No obstante, guarda los siguientes datos para la fórmula:

  • Norte: 1,12
  • Sur: 0,92
  • Este: 1
  • Oeste: 1

3. El aislamiento también es fundamental para el cálculo de calefacción. Aunque dispongamos del sistema de calefacción más potente del mundo, si no contamos con un buen aislamiento, perderemos energía y consumiremos más. Por ello ten en cuenta los siguientes valores de aislamiento:

  • Buen aislamiento: ventanal doble y tabique doble (valor = 0,93)
  • Aislamiento sencillo: ventanal sencillo y tabique doble o ventanal doble y tabique sencillo (valor = 1)
  • Sin aislamiento: ventanal sencillo y tabique sencillo (valor = 1,10)

4. Consulta el mapa de zona climática y aplica su valor correspondiente a la fórmula:

  • Zona A: 0,88
  • Zona B: 0,95
  • Zona C: 1,04
  • Zona D: 1,12
  • Zona E: 1,19                 

Mapa climático

Una vez que tenemos todos los valores, solo hemos de multiplicar la superficie de la estancia por cada una de las variables y de ese modo obtendremos la potencia de los radiadores que es necesaria para calcular la temperatura óptima del hogar.

 

Radiadores eléctricos y emisor térmico

Otra de las fórmulas que nos ayudará a ahorrar en el sistema de calefacción y calcular la calefacción por metros cuadrados se basa en el tipo de radiadores que tenemos. En el caso de los radiadores eléctricos, dependerá de cómo es y qué uso le damos, así como del emisor térmico con el que cuenta, a saber:

  • Emisor seco: se recomienda en habitaciones que no necesitan la calefacción de una manera constante, ya que estos radiadores alcanzan la temperatura de confort tan rápida como la pierden.
  • Emisor térmico de fluido: recomendado para un uso más constante de la calefacción. Tardan más en llegar a la temperatura de confort pero la mantienen más tiempo que los emisores secos. Su consumo eléctrico es menor.

Eso sí, también hemos de tener en cuenta otras variables como el tipo de regulación de los radiadores eléctricos. Y es que siempre es mejor la opción de termostatos programables para adaptarlo al consumo diario.

 

Temperatura del hogar

Teniendo en cuenta todo lo expuesto, debemos saber que la temperatura del hogar debe estar entre los 20º y 21º. Para la noche o en momentos en los que no hay nadie en la vivienda es mejor no apagar la calefacción completamente (ya que el arranque pierde eficiencia energética) y tenerla a unos 17º.

Contacta con nosotros