¿Calefacción central o individual? Ventajas e inconvenientes

 

 

¿Qué crees que es mejor, la calefacción central o la individual? ¿Cuál da más calor? ¿Cuál te cuesta menos? ¿Es más eficiente una que otra? Todas estas preguntas suelen surgirnos, así que a continuación vamos a tratar de responderlas.

Si estás en un piso alquilado es muy probable que te decantes por la primera por un tema económico, ya que normalmente este gasto lo cubre el dueño junto al de la comunidad. Sin embargo, esto provoca otros inconvenientes como el derroche de energía cuando nadie está en el hogar –ya que la calefacción sigue funcionando– o no poder regularla a tu gusto. Ambos factores han llevado la descentralización de la calefacción en los últimos tiempos. No obstante, vamos a ver en detalle cuáles son las ventajas e inconvenientes de uno y otro sistema de calefacción.

 

Ventajas e inconvenientes de la calefacción central

Supongamos que tu vivienda se calienta con una calefacción central comunitaria. En este caso, las principales ventajas son las siguientes:

  • La fuente de calor es la misma en toda la comunidad y esto supone un descuento de hasta el 30% en la factura.
  • Cualquier mantenimiento o reparación será comunitario y por lo tanto su coste también será menor.
  • El rendimiento es mejor porque la calefacción se mantiene constante sin el encendido y apagado de calderas que supone un gasto mayor.
  • El sistema de calderas de la comunidad suele aprovecharse para la calefacción central y para generar agua caliente, por lo que estamos hablando de un sistema bastante eficiente.
  • Puedes despreocuparte de los planes de mantenimiento del sistema de calefacción y calderas al estar en un cuarto específico.
  • La temperatura es homogénea en toda la casa.

 

Respecto a los inconvenientes podemos señalar los siguientes:

  • Los pisos de abajo suelen tener temperaturas muy superiores a los de las plantas más altas.
  • Los gastos son fijos independientemente del uso que se haga de la calefacción en horas y días.
  • El derroche energético es mucho mayor.
  • Algunos vecinos pueden incurrir en impagos que afecten al resto.

 

 calefacción central

  

Ventajas e inconvenientes de la calefacción individual

Pasemos ahora a echar un vistazo a lo bueno y lo malo de contar con un sistema de calefacción individual. Las principales ventajas que encontramos son las siguientes:

  • Se basa en la eficiencia energética y crear hábitos de vida más sostenibles.
  • Puedes regular tu sistema de calefacción dependiendo de las zonas de la casa más utilizadas, horas en las que estás allí y número de personas que habitan. De esta manera tendrás la temperatura deseada en las horas que elijas y pagarás solamente por tu consumo de forma individual.

En cuanto a sus inconvenientes, destacamos estos:

  • Pagos de mantenimiento y reparaciones individualizados.
  • Costes variantes en lugar de un fijo al mes.
  • Peor rendimiento con el apagado y encendido de calefacción.

 

Descentralización de la calefacción

Sea como fuere, la tendencia se sitúa en torno a la descentralización de la calefacción, básicamente porque la Unión Europea así lo ha decidido. En este sentido, el Ministerio de Energía ha llevado a cabo la propuesta de Real Decreto que tiene como objetivo regular la contabilización de la calefacción central y cumplir con la Directiva 2012/27/UE de eficiencia energética. 

Y es que la normativa de la calefacción central supone una descentralización de la calefacción en los hogares siempre que sea viable y rentable y con un plazo de aquí a 2019 o 2020 dependiendo del caso.  Las islas, Levante y otras zonas más cálidas están exentas de cumplir la normativa, así como ciertas instalaciones concretas de calefacción: sistemas de climatización por aire, sistemas de calefacción con transmisores de vapor…

A esto hay que añadir que la empresa de mantenimiento de la calefacción central será la responsable en emitir la documentación pertinente para demostrar si la comunidad está exenta o no del cambio. En el caso de que se concluya que es rentable la instalación y descentralización del sistema de calefacción, los titulares tienen la obligación de solicitar al menos un presupuesto a una de las empresas instaladoras y contarán con un plazo máximo de 15 meses para proceder a la instalación.

En definitiva, gracias a la descentralización de tu sistema de calefacción podrás elegir el tipo de calefacción, regularla a través de un termostato, pagar solo por lo que consumes y aportar tu granito de arena al cuidado del medio ambiente.

Contacta con nosotros