Cómo elegir la mejor caldera de gas

Para comprar la caldera de gas que más nos conviene hay que dar dos pasos propios de cualquier compra: encontrar lo que necesitamos –o deseamos– y hacerlo al mejor precio posible. Pero eso que tenemos tan controlado cuando vamos a renovar el vestuario, se nos puede escapar de las manos en el momento en que tenemos que elegir la mejor caldera de gas. A fin de cuentas, no es algo que se haga habitualmente. 

Por una parte, tal y como hemos apuntado en otra ocasión, hay que elegir entre las múltiples marcas de calderas que hay en el mercado. Para eso debemos tener en cuenta el rendimiento, la durabilidad, el precio... Pero este es un paso adelantado. Antes hay que sopesar los tipos de calderas que existen y las necesidades que cubren. En este sentido, básicamente hemos de señalar dos:

  • Calderas convencionales: aquellas que se utilizan únicamente para controlar tu calefacción.
  • Calderas mixtas: sirven para el control tanto de la calefacción como del agua caliente sanitaria (A.C.S).

Como es obvio, optaremos por una u otra dependiendo de lo que necesitemos. Si el agua caliente de nuestro hogar no va con gas, la caldera será convencional y elegiremos aquella que mejor realice su labor teniendo en cuenta los metros cuadrados de la vivienda. Asimismo, el precio de las calderas variará dependiendo de las circunstancias.

 

Ventajas de las calderas de gas

 Lo que está claro es que una caldera de gas es la mejor opción para calentar nuestra casa y hacer de ella un lugar donde sentirnos a gusto en todo momento. De ahí que estemos hablando de elegir la mejor caldera de gas y no de otro tipo. Pero para corroborar esta afirmación, lo mejor que podemos hacer es apuntar las ventajas de las calderas de gas:

 

  • Vida útil. La duración de una caldera con un buen plan de mantenimiento y revisión suele ser mayor que la de otros sistemas de calefacción. Eso sí, hemos de remarcar que, para que esto suceda, debe haber un cuidado por parte del dueño, quien podrá optar por contratar los servicios de expertos en la materia.
  • Precios de las calderas. Como hemos señalado, los precios varían dependiendo de la calidad y capacidad del modelo. Eso sí, siempre será una opción más económica que otros sistemas de calefacción. Además, en Ilisto existen diferentes planes para todo tipo de bolsillos.
  • Sostenibilidad. El gas natural, a diferencia de otros tipos de calefacción, no emite residuos contaminantes.
  • Comodidad y autonomía. La cuarta ventaja está relacionada con los nuevos dispositivos que hacen posible la domótica en nuestra casa. De hecho, gracias a termostatos como el de Nest ya es posible regular el consumo, lo que se refleja en un importante ahorro en la factura.

 

Tipos de calderas

Marcas de calderas

Así pues, una vez llegados a la conclusión de que las calderas de gas son la mejor opción y después de saber qué tipo es el que corresponde a nuestra casa, es el momento de decidirse por una marca.

En el mercado hay muchas, aunque siempre nos vienen a la cabeza aquellas que son líderes por su rendimiento y calidad. En ilisto trabajamos con todas, es decir, nuestros técnicos están especializados en modelos de fabricantes como Junkers, Vaillant, Saunier Duval… por mencionar solo algunos, de ahí que te asesoraremos con total garantía cuando tengas que decidirte.

No obstante, te ponemos un ejemplo: una de las más vendidas en Holanda y en países del norte de Europa es la marca Intergas, debido a su fiabilidad y a una característica diferencial con respecto a otras. Y es que no tiene válvula de tres vías, la cual suele romperse en un gran porcentaje de casos y cuyo coste de reparación ronda los 300 euros –todo un ahorro futuro–.

 

Calderas… y calentadores

Pero no solo se emplean calderas en nuestros hogares. Si estás leyendo estas líneas buscando la opción de los calentadores, a continuación también te lo vamos a explicar. Como bien sabrás si tienes uno, el calentador de gas únicamente proporciona agua caliente sanitaria. Y tal y como ocurre a la hora de elegir la mejor caldera de gas, existen diferencias entre calentadores que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir uno.

Los hay cuyo encendido es manual (presionas un botón para que se inicie la llama, ¡el de toda la vida!), los hay electrónicos o automáticos (al abrir el grifo, el calentador detecta que hay una demanda de agua caliente y se enciende) y también existen de hidrogeneración (un eficiente sistema capaz de detectar la demanda de agua a través de un sistema de dinamo).

Pero vamos a ser un poco más explicativos por si necesitas más detalles en el momento de elegir uno. Las diferencias entre calentadores según el tipo de encendido son:

  • Calentadores estancos. Suelen ser los más seguros (y eficientes) ya que la combustión se hace en una zona que, como su nombre indica, es estanca. Es decir, no utiliza el aire de la sala para el encendido –recordemos que sin oxígeno no tendremos fuego–, sino que lo obtiene a través de alguna chimenea o tubo exterior. En cuanto a la evacuación de los gases, la llevan a cabo con ayuda de un ventilador.
  • Calentadores atmosféricos. Como contrapartida a los anteriores, son aquellos que utilizan el aire de donde están instalados para la combustión. Eso sí, dentro de este tipo existen dos opciones que difieren en el sistema de evacuación:
  • De tiro natural. Expulsan los gases sin ventilador.
  • De tiro forzado. Cuentan con un ventilador (como en el caso de los estancos) y requieren estar enchufados a la red eléctrica para realizar esta tarea.

Eso sí, en caso de que necesites más información o estés interesado en instalar o sustituir tu caldera de gas, no dudes en contactarnos.

Contacta con nosotros