¿Cada cuánto tiempo es obligatorio revisar la caldera?

Es muy probable que esta pregunta te ronde la cabeza de vez en cuando, especialmente cuando ves que no calienta lo suficiente: “¿Cada cuánto tiempo es obligatorio revisar la caldera?”. Y aunque lo hayas leído o te lo hayan comentado por activa y por pasiva, volverá una y otra vez junto a otras cuestiones como “¿por qué cada cierto tiempo alguien de la compañía suministradora se pone en contacto con nosotros para hablar de ese tema?”. Pues bien, vamos a ponértelo muy sencillo.

Revisión de caldera: cada dos años

Atento, según la normativa vigente, la revisión de la caldera de gas es obligatoria cada 2 años. Es el tiempo que estiman máximo para ver si se encuentra en un estado óptimo, dado que estamos hablando de un electrodoméstico que trabaja con una fuente de energía que tiene una serie de riesgos en caso de avería o desperfectos.

 

La instalación del gas: cada cinco años

Eso sí, la normativa no se limita a esa revisión bienal, sino que va más allá, concretamente hasta la instalación completa del gas. En este caso, la revisión obligatoria es cada cinco años, lapso en el que puede surgir cualquier problema en alguno de los elementos que componen dicha instalación.

Revisión de caldera

Lo recomendado: cada año

Como expertos en calderas, desde ilisto te recomendamos que lleves a cabo una revisión de la caldera anual. De este modo te evitarás disgustos innecesarios y, probablemente, será la mejor opción económica a largo plazo. Las razones te las comentaremos a continuación, pero antes vamos a aprovechar para darte otra recomendación.

Para tu tranquilidad, opta por un plan anual de mantenimiento de la caldera como el de ilisto, ya que por un precio muy asequible, estarás preparado para cualquier imprevisto o emergencia en tu sistema de calefacción o caldera. Es más, tendrás a tu disposición a técnicos de calderas de primer nivel en menos de 24 horas para resolver la situación.

 

¿Por qué hacer una revisión anual?

Volviendo a la recomendación que hemos hecho, expliquemos su porqué:

Minimizarás las averías de tu caldera, tales como:

  • Fallo en la bomba de recirculación.
  • Obstrucción en la salida de humos.
  • Rotura de la válvula de seguridad.
  • Mal funcionamiento del quemador de la caldera.

Alargarás la vida útil de la caldera gracias a:

  • La asistencia de un técnico de calderas que está a tu disposición para resolverte el problema en unas horas, de manera gratuita y durante un año sin límite.
  • Podrás contar con una reposición de piezas más barata ante averías pequeñas, en lugar de cambios más costosos que pueden derivar incluso en el cambio completo de la caldera. 
  • Ahorrarás a medio y largo plazo tanto en tu factura mensual –gracias a un mejor funcionamiento de la caldera–.

Contarás con los mejores técnicos de calderas cuando los necesites. Un experto de ilisto te atenderá cuando lo necesites sin que, por supuesto, tengas que moverte de tu hogar.

 

¿Qué incluye la revisión y mantenimiento de calderas anual?

Una vez que conoces las ventajas de optar por un plan de mantenimiento de caldera, debes saber en qué consiste con un poco más de detalle.

  • Incluye desplazamiento y asistencia de un técnico para realizar el diagnóstico del funcionamiento. En caso de detectar alguna avería, hará un presupuesto para su reparación.
  • De no encontrar avería, llevará a cabo las pruebas y operaciones de mantenimiento previstas por el RITE: en la instalación receptora de gas, en los aparatos de gas de menos de 70kw y en el circuito hidráulico de calefacción.
  • Te hará entrega del Certificado de Mantenimiento sellado por un técnico homologado por Industria.

En definitiva, un cúmulo de ventajas que te permitirán olvidar que cada dos años debes revisar la caldera o que pudiera estar en mal estado sin que tú lo supieras.

Contacta con nosotros